viernes, 27 de enero de 2012

9.- Habitación 467

Vi que había un cartel en el que ponía "recepción" en letras rojas y me acerqué desesperada.
- Podría decirme en que habitación se encuentra Víctor Di Gennaro - pregunté a la enfermera.
- Espere un momento.
Me acordé de la historia que me contó de por qué vino a España, era triste, conmovedora pero no era momento de pensar en eso, lo importante era verle.

- Habitación 467, señorita- me dijo la enfermera.
Ni le dí las gracias, salí corriendo como si verle fuese mi meta, como si por ello ganara una medalla de oro.
Y allí estaba, cubierto de tubos, sondas y goteros. Tenía la cara llena de moratones y los ojos cerrados. Era frágil.
Al verle rompí a llorar, estaba solo en aquella habitación blanca y esterilizada en la que la muerte se sentía cercana. La enfermera dijo que habían llamado a su familia pero aún no habían llegado.




Él no podía hablar, ni siquiera sabía si era capaz de escucharme pero comencé a hablar, a decirle lo que con tanta ansía esperaba que oyese. 
- Víctor, no puedes morirte. Hoy hace un día precioso y tienes que verlo. Tenemos que ser ancianitos y estar los dos juntos en nuestra casa soñada, sí, esa con ventanas azules. Tienes que cumplir tus sueños. Sé fuerte por favor. Yo estaré contigo para ayudarte. Te quiero, de hecho eres la persona a la que más he querido. ¡No seas egoísta! ¡No puedes dejarme sola! Te perdono Víctor, te perdono...

Algo interrumpió mis palabras, era un pitido que se te metía en el alma, que te cortaba la respiración. Miré un pequeño monitor negro que controlaba los latidos de su corazón y en él se veía una línea recta y horizontal que parecía no tener fin. Reaccioné, sabía lo que significaba aquello.
-Enfermera, Dios mío, enfermera- grité con todas mis fuerzas y ésta llegó en seguida acompañada de un médico algo mayor. El médico con voz grave le decía palabras como "paro cardíaco" o "desfibrilador". Me echaron de la habitación, no quería irme de allí, pero me obligaron y no pude verle más.  

3 comentarios:

  1. oi oi oi el pobreeee que esta aii y que sufrimiento pasaste que horror!

    ResponderEliminar
  2. OMG! *_* me gusta mucho pero si que te has pasado jajaja

    ResponderEliminar