miércoles, 27 de noviembre de 2013

Esas cosas que nunca te dije.

Pies de hielo en esta fría tarde cercana a Diciembre.
Nadie me cree cuando digo que ahora que no estás, llueve más.
Nadie logra comprender que el sol brilla menos desde que te fuiste.
Y que mi corazón se tiñó gris el día que no vi el verde de tu mirada.
Pasan los días y te acostumbras a la ausencia, a su triste ausencia y recuerdas todo lo que hiciste mal o, simplemente, todo lo que no hiciste.
¿Y si le hubiera abrazado aquel día?
¿Y si nos hubiéramos reído de aquel problema que solo era una tontería?
Me atormenta saber que pude dar mucho más y que aún así no lo hice...
Es reconfortante saber que aunque no pronunciara esas palabras lo sabías. A veces, nos olvidamos de decirlo.
Y si sigues, de alguna forma, escuchándome me gustaría hacerte saber que sigo en deuda contigo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario