jueves, 28 de noviembre de 2013

Lo dice mi cama.


Mi cama está triste porque ya no la llamas.
Es más, ya no recuerda como la arañabas.
Te echa de menos, o eso me dice,
no sabe si a ti o a tu cuerpo
pero algo le falta.

Lo que dijiste no me supo a nada,
lo que callaste es lo que me mata.
Todas las noches de amor que me diste
eran, solo, sexo feroz en mi cama.


No hay comentarios:

Publicar un comentario