domingo, 1 de diciembre de 2013

Ahora no hago el amor, lo mato.


Las luces de esta discoteca son distintas. No me dejan ver bien el rostro de la gente que viene y va, que baila o lo intenta y que sonríe como si fuera feliz. O será el alcohol, no lo sé.
Bailo como si nadie me mirara, como si estuviera sola en mi habitación. Estoy desinhibida porque no te tengo, o más bien, porque no me tienes. 
Y sonrío como si yo también fuera feliz, en ese momento creo que lo soy.

Te he visto y me has visto. Alto, ojos claros, cuerpo corriente. Comprendo lo que quieres decirme con tu manera de mirarme y me acerco porque sé que es lo que ansias.
Me agarras de la cintura y aprisionas mi cuerpo contra el tuyo. Te siento. Bajas tu mano hasta mi cadera y me unes aún más a ti.
- Te estaba esperando esta noche, creí que no vendrías - me dijo con una voz grave y profunda.
 Le miré fijamente, como si quisiera saber lo que pensaba. Era más guapo de lo que recordaba pero eso no importaba.
Me dio un beso, suave, corto. Y luego otro profundo y con sabor a no te vayas. Nos besamos mucho o poco, no lo recuerdo, no tenía noción del tiempo que pasaba entre sus labios.
Respiraba agitado y a veces se apartaba de mi boca y me abrazaba diciéndome algo al oído que no lograba escuchar porque la música sonaba demasiado fuerte.
- Tengo que irme.- Le dije, aunque era mentira. Y me fui no queriendo marcharme pero era lo que debía hacer. 
Se quedó mirándome con cara de perro abandonado y me sentí cruel pero sabía que él tan solo quería consolarse con mi compañía.

Aquella noche, me fui sola hasta el piso que compartía con mi gato y mis recuerdos y me tumbé en mi cama, que estaba deshecha, dándome cuenta de que quería estar sola por cobarde, por no reunir el valor suficiente para lo que conlleva darle a alguien el poder de destruirte, por miedo. Puro miedo a dar partes de mí que no quiero perder. Puro temor a tener que olvidar.

Pero aún así pensaba en los besos de aquella noche...Será que cuando tienes el corazón tan frío buscas que algo lo temple.







No hay comentarios:

Publicar un comentario