lunes, 30 de diciembre de 2013

Adiós 2013.

Adiós a las lágrimas que derramé al no tenerte y a los besos que te debo y que nunca te daré.
Adiós a los malos momentos de angustia, desesperación y agonía. A esas personas que solo han buscado hacerme daño y hundirme y que no lo han conseguido por mucho que lo intentaban.
Adiós a los problemas que he superado y a las trabas que me habéis puesto para que no fuera feliz.
Me despido de los días grises y de ti.
Adiós a no sentirme bien en mi propia piel, a no quererme como debía y a no ser yo, si no la queríais que fuera.

Gracias a este año por enseñarme tantas cosas y tantas personas buenas. 
Gracias por los momentos de felicidad rodeada de la gente a la que quiero más que a nada en el mundo y por las oportunidades de sonreír sin miedo.
Gracias por los días soleados y por un verano de entusiasmo vacío de problemas.
Gracias porque sigo aquí, dándoos lo mejor de mí.

Hoy quiero decirle hola al futuro, a este año que no sé si será mejor que el anterior pero en el que soy más madura y segura de mí misma.
Hola a los problemas que van a venir, puedo con todo, soy más fuerte de lo que pensáis. 
Quiero darle la bienvenida a las personas que aún no conozco y que harán que mi vida sea más completa.

Estoy preparada para vivir sin miedo.



Feliz 2014.



No hay comentarios:

Publicar un comentario