lunes, 2 de enero de 2012

1.- Un 12 de julio

Dos años atrás conocí a una persona, por aquella época yo era una adolescente de 15 años bastante inmadura e ingenua, pero entonces apareció él para hacerme comprender el significado de la palabra amor.
Un día antes lo conocí en la playa, solo lo había visto unas pocas veces por mi pueblo y aunque me había llamado la atención no le dí más importancia, pero aquel día lo sentí. Era algo mágico, una conexión inesperada. Reímos, charlamos, sentimos, todo era increíble. Al día siguiente me dijo que quería estar conmigo, que sentía algo por mí y que no deseaba una relación de unos pocos días sino algo duradero. No sabía que hacer, nunca había sentido eso ni nadie me había hecho sentir tan especial. Aunque le hice esperar le dije que sí y nos besamos, no era mi primer beso pero como si lo fuese, era la primera vez que sentía algo tan gigantesco. Así comienza mi historia.







No hay comentarios:

Publicar un comentario